Core: qué es y cómo funciona.

core

Core: qué es y cómo funciona.

En consulta, siempre explico en las primeras sesiones qué es el core y su importancia. Porque tener un buen core es necesario no sólo en la rehabilitación de suelo pélvico (por incontinencia urinaria o prolapso), en la fisioterapia tras el parto o tras una lesión de espalda. Si no que debería ser, siempre competente y funcional.

Vale, vale,….pero ahora te estarás preguntando: ¿Qué es el core?.

¿Qué es el core?

Es un conjunto de músculos (y otros tejidos), que están situados en el centro de nuestro cuerpo, y que se coordinan para equilibrar y mejorar sus funciones. Trabajan todos a una, gestionando las presiones y fuerzas que nos permiten movernos.

Para explicar qué es el core, imagínate el abdomen cómo una casa.

Así entenderás mejor las diferentes partes del core:

– DIAFRAGMA (techo del core)

Músculo respiratorio por excelencia y el tejado de nuestra casa. Tiene un movimiento ascendente a la espiración (salida del aire mientras respiramos), y se relaja descendiendo a la inspiración. Durante esta última, se genera una presión fisiológica, y suave, dentro de la casa que está herméticamente cerrada. ¿Hacia dónde exactamente? Hacia puntos y contrafuertes de la casa que está preparados para ello.

– ABDOMINALES (delante en el core)

Fachada delantera de nuestra casa. El abdominal más profundo y del que me habéis oído hablar mucho, es el transverso abdominal, que es activado a la espiración. Además, actúa cómo faja natural del cuerpo envolviéndonos completamente. Aquí tienes un pequeño vídeo dónde te lo muestro.

También encontramos los oblicuos mayor y menos de ambos lados, y los rectos abdominales.

– MUSCULATURA DE LA ESPALDA (core por detrás)

Fachada trasera de nuestra casa. Su punto fuerte es la columna vertebral, que la hace algo más resistente a las presiones.

– SUELO PÉLVICO (zona inferior del core)

El suelo de nuestra casa, qué se activa de manera involuntaria a los esfuerzos para protegerse y se coordina con el resto de musculatura para su función de amortiguación, sostén de órganos pélvicos (vejiga, vagina, útero y recto). En el anterior post sobre suelo pélvico te explicaba, cómo éste solía expresar las disfunciones o problemas de toda la esfera abdominopélvico del mal funcionamiento del core.

– GLÚTEOS

Son los cimientos de nuestra casa, la que permite la estabilidad de toda la estructura y que esta no se venga abajo. Unos glúteos firmes permitirán el equilibrio necesario para que arriba todo trabaje de forma correcta.

Para un correcto trabajo del core:

Deberemos tener:

  1. Diafragma relajado o libre.
  2. Postura en autoelongación.
  3. Activación del transverso abdominal (de abajo arriba).
  4. PRE activación del suelo pélvico a los esfuerzos (esto se hace de manera involuntaria, y voluntaria en caso de problemas perineales).

Para qué  sirve el core.

Ya sabemos qué es el core, vamos a ver ahora para qué es necesario.

El core es el núcleo desde dónde empieza el movimiento corporal y se gestionan todos los cambios de presión. Sin él nuestra postura correcta y equilibrio no serían posibles. Y el funcionamiento fisiológico de todo nuestro abdomen se vería comprometido.

Lo que estás pensando sí, así es, si trabajas tu equilibrio estarás trabajando tu core.

Qué pasa si el core no funciona correctamente.

Pero esta casa que hemos montado y denominado core, como centro o núcleo desde donde partirán los movimientos cómo la marcha o coger un objeto, es deformable cómo un globo o balón hinchable.  Es decir, estará sometida a las diferentes presiones desde arriba o desde los lados que generarán una repercusión en otro lado de la casa. ¿Un poco lioso? Te lo explico en el vídeo al final del post.

Y si en lugar de ejercer las presiones de abajo hacia arriba cómo deberíamos, presionamos hacia abajo, hacia atrás o hacia delante. ¿QUÉ PUEDE PASAR?

  • Dolor lumbar, hernia de disco, protusión,… Cuando presionamos hacia atrás.
  • Hernias abdominales, diástasis,… Cuando presionamos hacia delante.
  • Patologías de Suelo pélvico (Incontinencia urinaria, prolapsos o descenso de órganos pélvicos,…) o hernias inguinales. Cuando presionamos hacia abajo.

Ya sabemos qué es el core y la importancia de trabajarlo para tratar y prevenir lesiones. Aquí tienes unos cuantos ejercicios para empezar a trabajarlo, y a continuación un vídeo dónde te explico todo esto de forma más detallada.

 

Si te ha servido de ayuda, y te apetece que sigamos compartiendo contenido déjame tu comentario más abajo. Me ayudas mucho.

Un abrazo.

Acerca de Erika Nieto:

Soy Erika, y ayudo a mujeres en las diferentes etapas de su vida, a resolver sus problemas de suelo pélvico para conseguir disminuir su dolor, incontinencia o debilidad de sus músculos, así como acompañarlas en su embarazo y recuperación postparto. Y lo hago a través de un método propio, donde aúno los conocimientos de la fisioterapia y mi experiencia de más de 10 años. 

Queremos ayudarte…¿empezamos?

 

DESCARGA GRATIS

 
5 Tips esenciales para prevenir el dolor de espalda.
10 Claves fundamentales para tener un buen embarazo y postparto
Sin comentarios

Escribe un comentario

Abrir chat