Faja en el postparto: ¿Qué opciones hay?

faja en el postparto

Faja en el postparto: ¿Qué opciones hay?

Durante mucho tiempo muchísimas mujeres han utilizado la faja en el postparto, la llamada faja abdominal. Siempre bajo la creencia de recuperar más rápidamente la silueta y su abdomen. Pero me temo que esto no es real ni cierto, y hoy vengo a explicártelo.

Y si lees hasta el final, te cuento lo que SI puedes utilizar en tu postparto.

 

¿Por qué no utilizar la faja en el postparto?


La faja abdominal NO está recomendada en el postparto, y pocas veces es la mejor opción en el resto de casos.

“La faja en  el postparto vuelve débiles a nuestros abdominales”

Bloquea y reemplaza a nuestra faja abdominal natural. Es decir, reemplaza la actividad del músculo transverso abdominal que ves en esta imagen, y que envuelve toda nuestra cintura.

Si hay falta de actividad muscular, el cerebro deja de dar recursos (energía: aportando nutrientes y eliminado toxinas) a los tejidos. Termina olvidado, desdibujado y desintegrado del resto del cuerpo (representación cortical o cerebral de cada parte de nuestro cuerpo en la imagen – homúnculo de Penfield en la imagen).

homunculu faja postparto

Todo esto para decirte que si los músculos abdominales no trabajan, perderán no sólo fuerza, sino también la capacidad de contraerse y activarse. ¿Qué pasará cuando te quites la faja en el postparto?

 

La faja en el postparto presiona al suelo pélvico que está recuperándose

La faja abdominal ejerce una presión hacia abajo, hacia el suelo pélvico favoreciendo la patología. El abdomen forma parte de un sistema de presiones, conocido cómo core o esfera abdomino-pélvica (en este post te hablaba mucho más sobre ello).

Cuando entendemos esta esfera como un globo y lo apretamos por el medio (como un faja abdominal), el aire en el interior se repartirá cómo pueda hacia abajo o hacia arriba. Principal

faja en el postparto

mente hacia el lado más débil, pues tendrá más facilidad: e

l suelo pélvico. También es conocido como el efecto de reloj de arena.

Una faja abdominal competente evita y contraresta muchas de las presiones ejercidas sobre el periné en nuestro día a día y principalmente en el postparto (la musculatura del suelo pélvico también necesita un tiempo de recuperación para volver a encontrar su tonicidad, fuerza y resistencia, sin que le estemos empujando constantemente).  A largo plazo suele conllevar problemas de suelo pélvico y una faja abdominal incompetente.

 

Quitamos el síntoma no el problema

Un faja en el postparto es un parche qué tapa el síntoma de una barriga o abdomen voluminoso absolutamente fisiológico y normal en el postparto. Pero que no trata ni favorece la recuperación de lo que sí deberíamos tratar (una debilidad y desactivación muscular de 9 meses de duración, un estiramiento enorme de todos los tejidos que deben ir volviendo poco a poco a su lugar. Aunque por supuesto, hay muchas formas de hacer que esto vaya un poco más rápido si así lo deseas. En consulta, trabajamos con el método TAD, 5p o abdominales hipopresivos, por ejemplo.

La faja en el postparto, es contra natura. Empuja un útero que tiene que ir encontrando su tamaño anterior en los días que suceden al parto. Presionarlo no le hace nada bien.

Aquí te dejo un vídeo dónde hablamos más detenidamente sobre suelo pélvico y cómo no de la faja en el postparto con Laura de @tumatronapositiva:

 

¿Qué opción tenemos que no sea la faja en el postparto?

Todo lo que no me gusta la faja abdominal en el postparto, me encanta el CINTURÓN PÉLVICO (aquí puedes verlo y comprarlo)

Este sí, bien colocado por supuesto, da apoyo, facilita y permite la correcta activación muscular de nuestros abdominales (principalmente el transverso abdominal).

En mi curso online de Embarazo y Parto en Confianza, hablamos de él, y de cómo ponerlo correctamente. En caso de parto vaginal (no en cesáreas), lo recomiendo desde el primer momento en el que vayamos a ponernos de pie o si vamos a andar. 

¿Qué podemos hacer en el postparto para recuperar antes el abdomen?

Aprende a activarlo correctamente durante tu embarazo, y realiza el abrazo al bebé cada vez que hagas esfuerzos en tu día a día.

Ejercita tu faja abdominal e intégralo en tus ejercicios prenatales (el ejercicio físico guiado durante el embarazo nos ayudará muchísimo para una rápida recuperación el postparto).

El tronco de propiocepción, se puede usar desde el postparto inmediato, y lo mejor es: ¡que no tiene contraindicaciones!

Si tienes dolor, algo te preocupa o quieres saber algo más sobre tu caso, no dudes en consultar para poder ayudarte.

Espero haberte ayudado, si te ha gustado o tienes alguna duda te leo en comentarios más abajo.

Un abrazo

Acerca de Erika Nieto:

Soy Erika, y ayudo a mujeres en las diferentes etapas de su vida, a resolver sus problemas de suelo pélvico para conseguir disminuir su dolor, incontinencia o debilidad de sus músculos, así como acompañarlas en su embarazo y recuperación postparto. Y lo hago a través de un método propio, donde aúno los conocimientos de la fisioterapia y mi experiencia de más de 10 años. 

Queremos ayudarte…¿empezamos?

 

DESCARGA GRATIS

 
5 Tips esenciales para prevenir el dolor de espalda.
10 Claves fundamentales para tener un buen embarazo y postparto
Sin comentarios

Escribe un comentario

Abrir chat